• Educación

    El cuarto principio de la termodinámica

    Durante unos diez años salvé la termodinámica granadina. Lo hice, además, de manera anónima y desinteresada (iba a poner filantrópica) y, por si eso fuera poco, también sin enterarme de nada (normal en mí) ni tener ni idea de lo que estaba pasando; sin saber lo que yo mismo estaba haciendo, o había hecho.